La tecnología y la productividad en la oficina

La llegada de las nuevas tecnologías a las empresas ha hecho que sus colaboradores sean más productivos haciéndolas crecer en competitividad.

Se dice que la revolución industrial tardó más de 30 años en redefinir los métodos y herramientas para aprovechar al máximo la tecnología, ahora las empresas son quienes tienen la tarea de actualizarse constantemente para lograr la mayor productividad y eficiencia en sus recursos, según Entrepreneur.

Pero no vayamos muy rápido,  la medición de la productividad laboral debe ir más allá de los resultados, ya que esta puede depender de otros aspectos que pueden ser muy importantes a la hora de valorar el rendimiento de un determinado colaborador. Y es que intervienen muchos factores como el buen ambiente de trabajo en la empresa, el nivel de satisfacción de los colaboradores y sobre todo el apoyo que existe entre ellos como equipo.

Muchas empresas aún cometen el error de medir la productividad con la cantidad de horas trabajadas, hoy en día el rendimiento se puede medir con aprovechar el tiempo y  la calidad del trabajo realizado. Esto que parece obvio, es muchas veces el principal obstáculo con el que se encuentran muchas compañías a la hora de valorar de forma objetiva y efectiva la productividad de sus empleados.

Según Entrepreneur estos son 7 pasos dirigidos a líderes empresariales para potenciar la productividad de sus empresas por medio de la tecnología:

1. Tener una visión clara de hacia dónde va la empresa en general, cuál es su rentabilidad y sus áreas de mejora.

2. Identificar las áreas o procesos en especial que requieran un cambio tecnológico: ¿cuánto tiempo tarda un colaborador que debe marcar con tarjeta vs. cuánto tiempo le tomaría si fuese con la huella digital?, ¿qué tan dificil resulta calcular la planilla mensual de los colaboradores por contar con horarios rotativos?

3. Generar en el equipo administrativo y de RRHH la idea de evolución sin miedo al cambio.

4. Buscar e investigar ampliamente opciones de software que se adapten mejor a las necesidades.

5. Evaluar el presupuesto que se tiene para estos cambios y valorar el costo beneficio de la implementación de un sistema más eficiente.

6. Realizar un plan de acción de adopción a la medida (contemplando las horas de capacitación de personal para utilizar esta nueva herramienta).

7. Implementar una cultura tecnológica en la empresa en general: “demostrar a los colaboradores que el cambio tecnológico es favorable.”

Faridy OramasComentario