12 lecciones gatunas para la búsqueda de empleo

La celebración del Día Internacional del Gato tiene su origen en Socks (Calcetines en español), el gato de Chelsea Clinton. Éste acudía con la familia a actos oficiales y hasta se le veía deambular por la sala de prensa de la Casa Blanca muy quitado de la pena. Fue uno de los personajes más fotografiados durante la presidencia de Bill Clinton y murió el 20 de febrero de 2009, con 20 años. Hay algunas fuentes que señalan al Fondo Internacional para el Bienestar de los Animales, como el autor intelectual de esta celebración, pero en realidad este organismo celebra a los mininos el 8 de agosto. Como muchas otras efemérides nacidas en el ciberespacio, es mejor no cuestionarlas, solo disfrutarlas.Para conmemorar la fecha, en StarTalent hemos compilado una lista animada sobre cómo podemos aplicar la sabiduría de los gatos durante la búsqueda de empleo. ¿Qué pueden enseñarnos estos felinos, además de ronronear y sentarse en el teclado inoportunamente? Sin duda, ¡muchísimas cosas (aunque aquí solo hemos enlistado 12)! Del los gatitos hemos aprendido a relajarnos, a no tener miedo de ir por lo que queremos y a aceptar que merecemos solo lo mejor. Además, son el principio fundamental que mantiene funcionando a la internet, ¿qué más razones se necesitan para celebrarlos?

01/ Estírate lo más que puedas. Buscar trabajo es un trabajo por sí mismo, y a veces, puedes pasar infinidad horas enviando currículums delante de la computadora. Por esta razón, es importante que cada 45 minutos te pongas de pie y te estires, así podrás continuar con más bríos.

02/ No te rindas después de un rechazo laboral, porque nunca sabes si el próximo intento será el que funcione. Además, es bien sabido que cuando una puerta se cierra, otra se abre.

03/ Pasar mucho tiempo inmersos en la búsqueda de empleo puede llegar a abrumarnos e incluso llegar a convertirse en un infierno, sobre todo cuando no obtenemos los resultados esperados. No te satures y siempre busca tiempo para el descanso.

04/ Insiste en conseguir solo lo mejor. Nunca es buena señal que ante una nueva oportunidad laboral, debas autoconvencerte de postularte. Si bien es cierto que no todas las vacantes te van a emocionar, tampoco se trata de conformarse.

05/ Busca opciones para continuar preparándote. Pregúntate, "¿qué es lo que siempre he querido aprender?", y ¡hazlo! Además, ese aprendizaje lo puedes alinear a tu plan profesional. Por donde lo veas, ganas.

06/ No olvides tomar baños de sol. Sabemos que la búsqueda de trabajo es tu prioridad, pero un poco de vitamina D es indispensable para revitalizarte.

07/ Nunca pierdas de vista tu objetivo. ¿Quieres un mejor trabajo? La pasión por conseguirlo es lo que te dará la motivación para seguir adelante.

08/ Aprende a relajarte. Esa oportunidad llegará.

09/ Ve tras lo que quieres. Si te interesa cierta vacante, no temas postularte. Claro, tienes que estar segur@ que cumples al menos con algunos requisitos solicitados por la empresa.

10/ Rodéate de amigos solidarios que te empujen hacia adelante y te animen a seguir buscando un mejor trabajo.

11/ Ten la seguridad de que hay una oportunidad esperando por ti.

12/ No te preocupes. Sé feliz.