¿Qué diferencia a un puesto ejecutivo de los demás? ¿Cuáles son los factores a considerar en la toma de decisión en puestos claves como tal?

Toda empresa busca ganar el mayor porcentaje sobre su inversión en cualquier rubro. En producción, mercadotecnia e incluso ventas, pero existe un área vital de la empresa que muchos olvidan: Capital Humano. Es imprescindible analizar adecuadamente al equipo, y tomar la mejor decisión en cuanto a contrataciones, especialmente cuando de puestos ejecutivos se trata. ¿Por qué? Al final del día, los ejecutivos y altos mandos son aquellos que toman decisiones que invariablemente impactan en la organización, se tornan en los cerebros de las grandes firmas, apoyando siempre al director general o CEO de dicha organización.

Tomarse el tiempo y elegir correctamente el candidato idóneo para cubrir una gerencia o dirección, es de alta importancia. Comúnmente las empresas procuran hacerlo internamente, pues ellas mismas son quienes mejor se conocen –en teoría-. Pero ¿qué pasaría si volteamos un poco la perspectiva y dejamos que alguien más nos asesore y guíe en la búsqueda de ese hombre o mujer que logre obtener los mejores resultados? Veamos qué sucede cuando dejamos que los expertos cazatalentos por puestos de alto mando, nos llevan de la mano por este proceso:

  1. El mejor talento garantizado

No solo los candidatos que responden a tus vacantes: Dependiendo de los esfuerzos que el departamento de Capital Humano realice, esta es la forma en la cual los candidatos llegan a la empresa. Supongamos que anuncian únicamente en radio y prensa impresa, únicamente tendrás acceso a esos candidatos. Los mejores candidatos podrían estar trabajando para tu competencia actualmente, y hay una alta posibilidad que no estén buscando nuevas oportunidades. Gracias a las bases de datos del headhunter, podrás acceder a una mayor gama –pre calificada por los expertos- de personas de acuerdo a lo que ofreces.

  1. Obtienes lo que inviertes

Un buen (e inteligente) candidato está siempre abierto a opciones y suele “promoverse” solo. Se da de alta en sitios especializados, crea redes de trabajo con sus símiles e invierte en su auto desarrollo profesional. Invertir en este candidato, indudablemente generará un mayor retorno sobre esa inversión, y verás los resultados de inmediato.

  1. Análisis y precalificación

Gracias a los procesos estandarizados y años de expertise, los headhunters conocen tu empresa y perfiles de puesto, y con base en ello filtran a los candidatos. Claro que existe un mínimo indispensable que estos puestos deben tener (independientemente de la empresa), como candidatos bi o trilingües (y si se pueden políglotas, mejor), una mente analista, grado alto de responsabilidad, una visión ganar-ganar y objetivos claros.

  1. Incrementa la calidad del candidato y disminuye el “ruido”

Las firmas de headhunting se enfocan en calidad, no cantidad. No envían candidatos en masas, sino que te brindan a persona más adecuada para tu empresa. Supongamos que el departamento de Capital Humano recibe 100 aspirantes para un puesto. Al inicio es un buen número, pensarás, pero comienzas a filtrar a las personas y te percatas de que has invertido demasiado tiempo y sin resultado alguno. Una buena empresa de headhunting especializada en altos mandos y puestos gerenciales llevará a ti de 4 a 6 candidatos pre calificados, analizados y elegidos de acuerdo a tus requisitos… Asimismo, estarán ya entrevistados y listos para comenzar a emprender un nuevo reto contigo.

Te dejamos con un par de retóricas ¿Cuánto vale tu tiempo? ¿Estás obteniendo el mayor retorno sobre tu inversión en reclutamiento y selección de personal?

Pin It on Pinterest