Hace tiempo vi un gran charla de Simon Sinek (Why good leaders make you feel safe), experto en temas de liderazgo, en la cual comparte sus ideas sobre qué es lo que destaca a un líder verdaderamente exitoso. Sobre cualquier otra cualidad, él enfatiza la importancia de darle seguridad y tranquilidad a tu equipo de trabajo. Y es que, sea a propósito o no, la mayoría de los “líderes” cimientan su influencia en el miedo.

El Índice de Distancia al Poder (IDP) es un concepto que hace referencia a la actitud de comunicación que se mantiene con la jerarquía y cómo se respeta la autoridad en una cultura determinada. A algunos de nosotros no nos impresiona la gente en el poder y los tratamos como iguales. Pero la mayoría está más preocupada por el poder y tratan de forma diferente a las personas en dichas posiciones. En resumen, el IDP mide qué tanto miedo le tenemos a las personas en el poder. Las personas con un IDP Bajo sentimos menos miedo, en contraste con las personas con un IDP Alto. En ese sentido, las naciones latinoamericanas y árabes, tienen un índice de IDP alto, mientras que para las escandinavas y germanas, es bajo.

Las organizaciones que tienden a estar descentralizadas y donde los subordinados se comunican libremente con sus superiores, han logrado disminuir el IDP, por lo que promueven la confianza y la cooperación, cualidades fundamentales en una empresa saludable. Lamentablemente, esto no suele ser así, ya que la mayoría de las organizaciones fomentan actitudes individualistas y egoístas, donde los colaboradores sólo ven por sus propios intereses.

En contraste, en la guerra, y en general dentro del ámbito militar, observamos profundos ejemplos de liderazgo y de personas dispuestas a sacrificarse a sí mismas para salvar a otros (¿recuerdas las típicas películas donde un soldado arriesga su vida para salvar a alguien más, mientras atraviesa una imparable ola de balas? Podrán parecerte exageradas, pero esas películas se basan en anécdotas reales). Al preguntarle a los soldados por qué arriesgarían su vida por la de otras personas, todos dicen lo mismo: “Porque ellos lo hubieran hecho por mí”. ¡Asombroso! Entre soldados, policías y bomberos, etc. se requieren individuos dispuestos a arriesgar su vida prácticamente diario. Pero, acaso, ¿no es el tipo de actitud al que deberían aspirar todas las empresas?

Sinek afirma que un gran líder es quien crea para sus colegas un entorno de apoyo mutuo. Sin embargo, construir confianza y colaboración implica asumir una gran responsabilidad, que sólo los verdaderos líderes son capaces de lograr. Si quieres tener un equipo de alto rendimiento, necesitas que las personas que lo integran se sientan conectados empáticamente entre ellos, y tengan la seguridad emocional de compartir sus inseguridades entre sí. Las inseguridades en el lugar de trabajo pueden ir desde no sentir certeza por la estabilidad del empleo, miedo a perder a un cliente o hasta perder el respeto de tus compañeros.

En cualquier tipo de ambiente laboral, puedes nutrir liderazgo que haga sentir seguros a los demás. Cuéntanos, ¿qué piensas de la plática de Simon Sinek? ¿Crees que la confianza y cooperación son esenciales para crear un ambiente laboral durarero, innovador y que esté en constante crecimiento? ¿Crees que en un gran líder es quien nos hace sentir seguros?

Fuentes:

Why Good Leaders Make You Feel Safe – Subtitles & Transcript

Why Good Leaders Make You Feel Safe

¿Qué es el Índice de Distancia al Poder?

Distancia del Poder – Teoría de las 5 Dimensiones de Hofstede

 

Pin It on Pinterest