Hace un par de años, un amigo se encontraba en busca de nuevas oportunidades laborales; cuando finalmente lo llamaron a entrevista, él aseguraba que, finalmente, obtendría el trabajo soñado. Su perfil cubría perfectamente los parámetros solicitados en cuanto a experiencia y competencias para ocupar el puesto, además, el entrevistador había sido muy agradable y era evidente que habían congeniado. Sólo necesitaba responder las pruebas psicométricas y listo, el trabajo sería suyo.

Desde su perspectiva, se trataba de un simple proceso de rutina, así que cuando llegó el momento de la verdad, contestó rápida y aleatoriamente. Su prioridad era terminar con esa mera formalidad, pero, ¿acaso actuó correctamente?

¿Qué son y para qué sirven las pruebas psicométricas?

Un test psicométrico es un instrumento cuantificable que identifica, mide y evalúa las características intelectuales, habilidades y rasgos de personalidad de un empleado potencial, en diversas circunstancias aplicables al área laboral, con el fin de conocer sus fortalezas, debilidades y estilo de trabajo, para valorar si éstas se adaptan a la cultura organizacional de la compañía.

Con preguntas diseñadas para exponer cómo te comportas, qué te motiva, cuáles son tus valores, prioridades y opiniones con respecto a las diferentes tareas y situaciones, los test sirven para descubrir qué tipo de persona eres en formas que no necesariamente admitirías en una entrevista. De igual manera, identifican cualquier inconsistencia, lo que hace verdaderamente complicado poder mentir.

Te invito a tomar en cuenta las siguientes afirmaciones sobre los test psicométricos, y así, aumentar tus posibilidades de triunfar:

  • Los test psicométricos NO son una pérdida de tiempo: Otórgales la relevancia que se merecen. Si piensas que por haber superado exitosamente una o varias entrevistas serás seleccionado, te equivocas. El desdén es el mayor enemigo del éxito.

  • En los test psicométricos NO hay respuestas buenas ni malas: No te pongas nervioso. Organiza tu tiempo y ponte una meta, si no sabes la respuesta de una pregunta, déjala y ve a la siguiente. Podrás regresar a ella después.
  • Las pruebas psicométricas NO son como otras pruebas que hayas tomado antes: Frecuentemente, quienes toman estas pruebas asumen que si son buenos para las matemáticas o leen rápido, brillarán en las mismas. Esta es una suposición errónea; existen diferentes tipos de exámenes psicométricos, cada cual enfocado en diferentes habilidades.
  • Descansa y relájate antes de realizar la prueba: Asegúrate de estar bien descansado, nutrido e hidratado antes de la prueba. El cansancio puede perjudicar gravemente la puntuación en la inteligencia o pruebas de aptitud.

  • Para los test psicométricos también se estudia: Es imposible “reprobar”, sin embargo date el tiempo de investigar el tipo de preguntas que podría incluir la prueba y realiza ensayos en línea. El familiarizarte con el tipo de preguntas que se hacen, te ayudará a enfrentarte al proceso con mayor comodidad mejorando significativamente tus resultados.

  • En los test psicométricos las mentiras se descubren: La mejor estrategia para enfrentar los psicométricos es siendo genuino. Podrá sonar romántico, pero es una realidad que responder de manera auténtica y ser tú mismo, será tu factor diferencial.
  • Lee: Si tienes el hábito de la lectura, podrás leer con atención las instrucciones, responder rápido y con seguridad. Además, leer amplía el vocabulario y expande tu horizonte cultural.

  • Los test psicométricos NO deben ser percibidos negativamente: Debes adoptar una perspectiva optimista y una actitud abierta en todo momento. Este tipo de pruebas son oportunidades para demostrar al empleador que eres la persona perfecta para el trabajo en cuestión.

Lo cierto es que mi amigo no consiguió aquel trabajo. Pocos días después de realizar las pruebas, el entrevistador –muy amablemente- le comunicó que la vacante había sido cubierta y que esperaba coincidieran en un futuro.

No auto sabotees tu éxito profesional, recuerda, aunque la empresa nunca basará su decisión únicamente en los resultados de un test, es fundamental tomar en cuenta que todos los elementos del proceso de contratación son importantes. De hecho, resultan tanto más eficaces cuando son combinadas con una entrevista en profundidad.

¿Has estado en alguna situación similar? Compártenos tu experiencia.

Pin It on Pinterest